Estrategias Defensivas

Las Estrategias Defensivas con Opciones de Venta (Puts) permiten optimizar rendimientos en las fases descendentes del Mercado.

Pondremos acento en las Opciones, entre las muchas Estrategias Defensivas disponibles, tal cómo lo hicimos al analizar las Agresivas.

Es usual también utilizar otros medios, tales como:

Disminuir el porcentaje de activos de riesgo en tu cartera

Cesar el apalancamiento de tu posición de riesgo cancelando deuda

Elegir activos de menor riesgo para integrar tu cartera

Preferimos utilizar las opciones de venta, ya que nos ofrecen un amplio potencial de ganancias pero pérdidas limitadas.

Cuando compramos opciones (Puts), pagamos un precio (llamado prima), y ese precio es todo lo que podemos perder si el momento elegido resulta equivocado.

Cuándo iniciar Estrategias Defensivas con Opciones?

La respuesta depende del método de análisis que hayas elegido para decidir tus inversiones, tal como en las Agresivas.

Puedes utilizar análisis técnico, fundamental o académico.

En los primeros dos casos, buscas encontrar niveles «caros» y «baratos», ya sea en el mercado en general o en ciertos activos en particular.

De modo que serás defensivo cuando identifiques activos «caros» o que se encuentren en tendencia a la baja.

En cambio, cuando utilizas el enfoque académico renuncias a intentar predecir el mercado, y sólo te adaptas a él.

Vamos a detallar ejemplos de Estrategias Defensivas con Opciones en base al análisis académico, que es el que preferimos.

Puedes ampliar esta información en el siguiente artículo:

Los 7 pasos para invertir en 2022

En virtud de este enfoque, vamos a ser defensivos cuando nuestros RIESGOS lo indiquen.

Nuestra actitud hacia el riesgo nos obliga a ser cautelosos cuando aumenta el riesgo esperado por el mercado (medido por la volatilidad implícita).

Además, debemos tomar medidas defensivas cuando nuestra capacidad de riesgo disminuye.

Esto ocurre cuando nuestros rendimientos previos han sido negativos, y tenemos que limitar el riesgo de incurrir en mayores pérdidas.

Análisis de Casos: nuestra política de inversiones

Veamos en mayor detalle un ejemplo, que puede servirte para generar tus propias Estrategias Defensivas con Opciones.

Nuestra política de inversiones se basa en datos tan concretos y medibles que está expresada en algoritmos financieros.

De modo que nuestras Estrategias responden a patrones objetivos y sistemáticos.

Nuestra política se basa en la inversión pasiva en la mejor cartera que encontramos en Wall Street: QQQ, el ETF creado por Invesco para emular el Nasdaq 100.

Cuando nos enfrentamos a una posible fase bajista del mercado, necesitamos ejecutar estrategias que protejan nuestra inversión en QQQ.

Los algoritmos de inversión de AL SIMPLE nunca nos indicarán vender nuestra posición en QQQ.

Pero nos alertarán del inicio de estrategias defensivas más a menudo que de las agresivas.

La razón es simple, ya somos agresivos manteniendo siempre nuestra posición comprada en QQQ, y nuestra búsqueda constante es el equilibrio.

A continuación veremos estas estrategias, diferenciando sus disparadores (triggers) y sus instrumentos (calls y puts).

Finalmente, analizamos los resultados alcanzados y la frecuencia de esta operatoria.

Disparadores de las Estrategias Defensivas con Opciones

Como en las estrategias agresivas, contamos con dos disparadores o triggers de cautela en nuestro trading algorítmico:

El Rendimiento de nuestra cartera

El Riesgo de nuestra cartera

Cuando el rendimiento de nuestra cartera en los últimos meses es negativo, queremos limitar nuestras posibilidades de pérdida.

Sabemos que estamos en una fase bajista del mercado, aunque no sabemos si continuará.

Lo que sí sabemos es que no tenemos margen para asumir mayores pérdidas.

Por eso ejecutamos estrategias defensivas.

Si salen mal, es porque el mercado sube, y el costo de las estrategias se compensará con la suba de nuestra posición en QQQ.

Siempre vamos a tomar riesgos limitados.

También somos cautelosos cuando aumenta significativamente el riesgo que el mercado observa en nuestra cartera.

Ese riesgo está medido constantemente por el indicador de volatilidad VXN.

Cuando apreciamos ese aumento, ejecutamos una estrategia defensiva, ya que objetivamente (VXN es un precio de mercado) el riesgo de baja en el mercado es mayor.

Calls & Puts

Para estas estrategias utilizamos casi siempre opciones de venta, y ocasionalmente la venta de opciones de compra.

Cuando el fundamento de la cautela esté originado en los rendimientos, vamos a utilizar ambos instrumentos:

Vender opciones de compra

Comprar opciones de venta

Siempre nuestro riesgo está limitado.

Cuando vendemos opciones de compra, estamos siempre cubiertos por nuestra posición en QQQ.

Cuando la causa sea un aumento en la volatilidad, vamos a comprar opciones de venta.

Nuevamente, nuestro riesgo se limita al precio que pagamos por la opción.

Veamos un ejemplo con QQQ cotizando a 300.

Ante un trigger defensivo, se generará una indicación como la siguiente:

A. Comprar un put al precio de ejercicio 295, con vencimiento el 10 de febrero.

y a veces esa instrucción estará acompañada de:

B. Vender un call al precio de ejercicio 305, con vencimiento el 15 de febrero

Desde el momento de la transacción, nuestros algoritmos medirán el comportamiento del mercado, e indicarán cuando dar por finalizada la estrategia, revirtiendo las operaciones.

La finalización será por haber alcanzado un objetivo de rendimiento, por haber llegado a un límite de pérdida fijado como máximo, o porque falta poco tiempo para que expire la opción.

Si el escenario para ser cauteloso se mantiene, por rendimientos o riesgos, al día siguiente de finalizar una estrategia, se generará la instrucción de iniciarla nuevamente, aunque los precios de ejercicio y plazos de vencimiento serán diferentes.

Los Resultados

Cómo se trata de un enfoque de trading algorítmico, antes de iniciar la aplicación de nuestra política (en 2019) efectuamos un backtesting de su eficacia.

Éstos fueron los rendimientos anuales promedio para el período 2007-2018:

estrategias-defensivas-backtesting

La Frecuencia

En promedio, iniciamos 17 estrategias por año.

De modo deberemos tener la expectativa de operar 34 de los 250 días bursátiles del año .

Si sumamos esta cantidad a las 28 de las estrategias agresivas, son 62 operaciones anuales, una vez cada 4 días.

Pueden interesarte los siguientes artículos:

Qué es el Trading Algorítmico?

Cómo medir el riesgo de los activos financieros?